Lucrecio , De la naturaleza de las cosas , breve selección


    Este es uno de los grandes poetas del ateísmo , residente en Roma durante los años finales de la república  y la dictadura de Julio César , 99 ac , 55ac , se sabe poco de lo que fue realmente su vida concreta  , tampoco si era originario de Roma o de alguna provincia ; epicúreo  en la  doctrina y materialista de la escuela de Demócrito , estamos ante un poeta-filósofo , quizás  haya sido el mejor de los poetas  romanos , con finalidades didácticas su único y gran poema  “De Rerum Natura  ” se compone de seis partes en las que va exponiendo sus puntos de vista acerca de la vida , la muerte , los dioses , etc. , la doctrina epicúrea   a pesar de lo que popularmente se cree acerca de ella , que es una forma de culto al hedonismo , es en realidad severa en tanto norma de vida que busca la paz del alma o de la mente , el alma para estos pensadores era un elemento material que moría junto al cuerpo y por consiguiente descartan la existencia de otra vida .

                                     I

           Pero nada hay más grato que ser dueño

            De los templos excelsos, guarnecidos

            Por el saber tranquilo de los sabios,

            Desde donde puedas distinguir a otros

            Y ver cómo confusos se extravían

            Y buscan el camino de la vida.

            Vagabundos, debaten por nobleza,

            Se disputan la palma del ingenio,

            Y de noche y de día no sosiegan

            Por oro amontonar y ser tiranos.

            ¡Oh míseros humanos pensamientos!

            ¡Oh pechos ciegos! ¡Entre qué tinieblas

            Y a qué peligros exponéis la vida

            Tan rápida, tan tenue! ¿Por ventura

            No oís el grito de naturaleza,

            Que alejando del cuerpo los dolores,

            De grata sensación el alma cerca,

            Librándola de miedo y de cuidado?

Aquí van fragmento de la parte II , en donde expone la doctrina epicúrea y se refiere a Epicuro :  sobre la doctrina

       Los sitios retirados del Pierio

            Recorro, por ninguna planta hollados;

            Me es gustoso llegar a íntegras fuentes,

            Y agotarlas del todo; y me da gusto,

            Cortando nuevas flores, rodearme

            Las sienes con guirnaldas brilladoras,

            Con que no hayan ceñido la cabeza

            De vate alguno las divinas musas:

            Primero porque enseño cosas grandes

            Y trato de romper los fuertes nudos

            De la superstición agobiadora;

            Después, porque tratando las materias

            De suyo obscuras con piería gracia,

            Hago versos tan claros: ni me aparto

            De la razón en esto, a la manera

            Que cuando intenta el médico a los niños

            Dar el ajenjo ingrato, se prepara

            Untándoles los bordes de la copa

            Con dulce y pura miel, para que pasen

            Sus inocentes labios engañados

            El amargo brebaje del ajenjo,

            Y la salud les torne aqueste engaño

            Y dé vigor y fuerza al débil cuerpo;

            Así yo ahora, pareciendo austera

            Y nueva y repugnante esta doctrina

            Al común de los hombres, exponerte

            Quise nuestro sistema con canciones

            Suaves de las Musas, y endulzarle

            Con el rico sabor de poesía:

            ¡Si por fortuna sujetar pudiera

            Tu alma de este modo con enlabios

            Armónicos, en tanto que penetras

            El misterio profundo de las cosas

            Y en tal estudio el ánimo engrandeces!

 Sobre Epicuro

         El valor extremado de su alma

            Se irrita más y más con la codicia

            De romper el primero los recintos

            Y de Natura las ferradas puertas,

            La fuerza vigorosa de su ingenio

            Triunfa y se lanza más allá los muros

            Inflamados del mundo, y con su mente

            Corrió la inmensidad, pues victorioso

            Nos dice cuáles cosas nacer pueden,

            Cuáles no pueden, cómo cada cuerpo

            Es limitado por su misma esencia:

            Por lo que el fanatismo envilecido

            A su voz es hallado con desprecio.

            ¡Nos iguala a los dioses la victoria!

Fragmento dedicado a luchar contra el temor ante la muerte

   

Si de repente, en fin, la voz alzara

            Naturaleza, y estas reprensiones

            A cualquier de nosotros dirigiera;

            «¿Por qué ¡oh mortal! te desesperas tanto?

            ¿Por qué te das a llanto desmedido?

            ¿Por qué gimes y lloras tú la muerte?

            Si la pasada vida te fue grata,

            Si como en vaso agujereado y roto

            No fueron derramados tus placeres,

            E ingrata pereció tu vida entera,

            ¿Por qué no te retiras de la vida

            Cual de la mesa el convidado, ahíto;

            ¡Oh necio! y tomas el seguro puerto

            Con ánimo tranquilo? Si, al contrario,

            Has dejado escapar todos los bienes

            Que se te han ofrecido, y si la vida

            Te sirve de disgusto, ¿por qué anhelas

            Multiplicar los infelices días

            Que en igual desplacer serán pasados?

About these ads
Explore posts in the same categories: arte, ética, comentario, cultura, filosofía, literatura, poesía, poetry, signos virtuales

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Lucrecio , De la naturaleza de las cosas , breve selección”


  1. Que tenía que escribir una breve noticia en comprar a las gracias por todas las sugerencias fantásticas que está poniendo en este sitio web. Mi búsqueda de Internet ha prolongado en el final del día se reconoce con detalles fiables y técnicas para el comercio con mis compañeros de trabajo. Me gustaría afirmar que varios de nosotros los lectores son realmente en serio la suerte de vivir en un lugar importante en las personas muy diversas, con excelentes indicadores perspicaz.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 112 seguidores