La Batalla de Magnesia ; K. Kavafis

En este blog el poeta griego Konstantin Kavafis , 1863-1933 , siempre ha tenido un lugar destacado debido , principalmente , a su originalidad y capacidad para tratar grandes temas históricos , problemas filosóficos , actitudes de vida , psicología de un mundo helenístico que se proyecta en el tiempo ; en el fondo claves de una condición humana basada y expresada en elementos culturales , circunstancias históricas , coyunturas o vidas cotidianas ; todo ello entrelazado con temas como el poder , la ambición ,la desmesura , el castigo , etc . Este poema narra o canta la reacción de Filipo V de Macedonia al conocer las nuevas acerca de la Batalla de Magnesia , por ahí por el 190 A.C. , en donde el gran ejército de Antíoco III , el grande ,rey o emperador seleúcida de Siria , Antioquía , es barrido por las legiones romanas , sellando así la suerte de Grecia y del mediterráneo oriental en relación al dominio de Roma ; Filipo recuerda cuan poco solidarios fueron en Siria al momento de su propia caída en manos romanas ; es un poema amargo , se podría decir de simulación o evasión y también de temor , decadencia y frivolidad , hay que comprender que en estos reinos sometidos a Roma siempre había por ahí algún espía o traidor dispuesto a denunciar cualquier actitud que considerara desleal …

Otros poemas de Kavafis en el blog son , La Ciudad , Teodoto , En Camino a Sinope y Que el dios abandonaba a Antonio , todos muy interesantes y se puede llegar a ellos por el buscador de la barra de la derecha.

LA BATALLA DE MAGNESIA

Ha perdido su antiguo ánimo, su coraje.
Su cuerpo cansado y enfermo
es ahora su única preocupación. Los años
que le restan los pasará serenamente.
Eso al menos Filipo pretende .
Esta noche juega a los dados;
tiene ganas de divertirse. Sobre la mesa
se esparcen rosas. ¿Qué importa que en Magnesia
Antíoco haya sido derrotado? Dicen que allí
ha caído lo mejor de su brillante ejército.
Acaso hayan exagerado; puede no ser verdad del todo.
Ojalá. Mas aunque enemigos, eran de nuestra misma
estirpe.
Un “ojalá” basta. Quizá sea hasta excesivo.
Por supuesto Filipo no detendrá la fiesta.
El tedio de su vida ha durado largo tiempo.
Algo bueno le queda, su memoria no lo abandona.
Recuerda cuánto lloraron en Siria, el dolor
que sintieron cuando fue derrotada la gran madre
Macedonia
¡Empiece la cena. Esclavos; la música y las antorchas!

Anuncios
Explore posts in the same categories: arte, ética, cultura, literatura, poesía, poetry, signos virtuales

Etiquetas: , , , , , , ,

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s