Archivos para enero 2014

Esperando a los bárbaros , K. Kavafis

enero 14, 2014

Este interesante poema de Kavafis trata de un tópico literario relacionado con el temor a lo desconocido , al porvenir y la diferencia ; porque sí pensamos en quíenes son los que esperan a los llamados bárbaros del poema y de la historia , no podemos menos que concluir que son otros bárbaros muy satisfechos de sí mismos y de su identidad ; la barbarie parece ser una categoría muy humana para definir al otro degradado por nuestras propias miserias culturales , psicológicas y materiales ; buscando así justificar nuestras propias limitaciones ; en todo caso el poema me parece muy logrado , las preguntas permanentes del texto son retóricas e irónicas , la caracterización de los “bárbaros” , esquemática ; el nosotros del poema , los que esperan a los “bárbaros” , parecen ser todos los humanos , es como sí en el fondo se estuvieran esperando sí mismos , no podían llegar puesto que ya estaban allí y en todas partes , en realidad .

ESPERANDO A LOS BÁRBAROS
-¿Qué esperamos reunidos en el ágora?
Es que los bárbaros van a llegar hoy día.
-¿Por qué en el Senado tal inactividad?
¿Por qué los Senadores están sin legislar?
Porque los bárbaros llegarán hoy día.
¿Qué leyes van a hacer ya los Senadores?
Los bárbaros cuando lleguen legislarán.
– ¿Por qué nuestro emperador se levantó tan de mañana, y está
sentado en la puerta mayor de la ciudad sobre el trono, solemne,
portando la corona?
Porque los bárbaros llegarán hoy día.
Y el emperador esperar recibir
a su jefe. Y más aún ha preparado
un pergamino para dárselo. Allí
le escribió muchos títulos y nombres.
-¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores salieron
hoy con sus togas púrpuras, bordadas;
por qué se pusieron brazaletes con tantos amatistas,
y anillos con magnificas, brillantes esmeraldas;
por qué toman hoy día valiosísimos bastones
en plata y oro espléndidamente labrados?
Porque los bárbaros llegarán hoy día
y tales cosas deslumbran a los bárbaros.
-¿Por qué tampoco los valiosos oradores no acuden como siempre
a pronunciar sus discursos, a decir sus cosas?
Porque los bárbaros llegarán hoy día;
y los aburren las elocuencias y las arengas.
-¿Por qué comenzó de improviso esta inquietud
y confusión? (Los rostros qué serios que se han puesto.)
¿Por qué rápidamente se vacían las calles y las plazas
y todos regresan a sus casas pensativos?
Porque anocheció y los bárbaros no llegaron.
Y unos vinieron desde las fronteras
y dijeron que bárbaros ya no existen.
Y ahora qué será de nosotros sin bárbaros.
Los hombres esos eran una cierta solución.