En Ámsterdam

Aeropuerto-de-msterdam-Schiphol

Los últimos días de agosto o los primeros de septiembre del año 1997 viajé desde París a Ámsterdam , un destino que deseaba conocer desde el comienzo del viaje , esto porque yo había leído y escuchado que esta ciudad reunía ciertas carácterísticas especiales como ser liberal , tolerante , con una política de drogas diferente y muy interesante en lo cultural y arquitectónico , por mencionar algo, no me decepcionó , para nada , de hecho si yo hubiera podido elegir un lugar donde residir habría sido en Ámsterdam , una ciudad no muy grande , con una arquitectura bastante notable , yo le llamo neogótico nórdico ,pero quizás sea gótico nórdico o marítimo a secas . A Ámsterdam , por avión , uno llega al aeropuerto de Schiphol que era bastante grande y moderno , con mucho tráfico ; de ahí fuimos a un hotel cerca del Rijksmuseum , esto es en el límite de la ciudad vieja , buen hotel y buena localización ,muy buen transporte público ;777
la ciudad es muy bella , la parte vieja , llena de canales y puentes , con construcciones históricas muy bien tenidas , se percibe inmediatamente que Holanda fue un imperio poderoso y con bastantes recursos y muy creativa como para aprovechar el agua de un modo tan apropiado , aunque , hay que decirlo , la famosa “Línea del agua ” no les sirvió de mucho durante la Segunda Guerra Mundial … Me gustaron la Central Station , el Dam , el mercado de las flores , el Amstel , el museo de Van Gogh , un jardín botánico real , las bicicletas , los tranvías , los adoquines , los coffeshop ,la gente , el barrio rojo ,las casas flotantes ; en fin muchas cosas , obviamente vi algunas negativas también .
Ahí recorrimos o recorrí ,según ,la mayor cantidad de lugares posibles , pero sin apuro , buenos paseos ,un clima cálido ; recuerdo un paseo en un pequeño buque que recorría los canales principales , muy bonito todo , caminar por la ciudad era muy agradable ,tomarse una cerveza en un lugar sombreado , con trescientas mesas y nada aglomerado , es un placer , en ese lugar a mi amigo se le quedaron unos lentes de sol caros , al día siguiente los fuimos a buscar y los tenían en el mesón , un milagro , aunque allá , no tanto … Entre las cosas agradables que vi o hice , estuvo el visitar varias veces el mercado de las flores , que es muy bonito , pequeño y a orillas de un canal ancho , aunque pueda que sea una falsa impresión mía , lo del canal ancho ; también visité los barrios bohemios , el museo del sexo , el de la marihuana , no quise visitar el de la tortura , fui a un jardín botánico centrado en las flores , invernaderos muy coloridos ,disfruté generosamente de las especialidades de los coffeeshop ; allá prácticamente todos hablaban un inglés internacional bastante entendible ; ah y el uso de la bicicleta es una costumbre muy extendida y arraigada . 778
Cuando visitamos el museo de Van gogh , que es muy interesante y completo me ocurrió quizás lo más curioso que a uno le puede pasar , estábamos en un paradero esperando el tranvía para ir al centro cuando de repente una señora de unos 40 años se acercó a mi y me preguntó , en ruso , en que dirección debía tomar el tranvía circular para llegar a la Centraal Station , yo muy sorprendido le respondí en esa lengua , mientras mi amigo nos tomaba dos fotos que por ahí deben estar , yo aún no me explico del todo esa coincidencia , que estadísticamente debe tener una probabilidad de ocurrencia del orden de uno partido por 10 elevado a la trigésima potencia … Tomamos el tour “Gran Holland” que era un recorrido de 10 hrs. en bus y que incluía visitas a una factoría de flores cerca de Leiden , la ciudad de Delft y unja pasada brevísima por Rotterdam y La haya , más una visita a una exposición de miniaturas representativas de las distintas partes de Holanda , un tanto ingenua , también pasamos por los polders , asentamientos de tierra en medio de zonas cubiertas por el agua ; yo me acostumbré a comer arenques con cebolla , en la calle , muy baratos y ricos , la ciudad no era cara en ningún sentido , los cigarrillos sí ; la mejor foto que me sacaron allá fue en un puente en arco con una baranda artística y al lado tres bicicletas estacionadas con un fondo de aguas , árboles y reflejos . En una visita al barrio rojo una joven italiana trató de embaucarme con el cuento de que les habían robado y no tenían ni uno , bueno que hacerle ,el barrio era muy interesante , las mujeres en las vitrinas , un carrete políglota y multicolor y bueno de ahí viajamos de vuelta a Chile , yo no aplaudí cuando el avión cruzó la cordillera de los andes … el año 1998 volví a Ámsterdam para estar por casi dos semanas , solo , eso lo contaré luego .
images87P3F1FU

Explore posts in the same categories: Ámsterdam, cultura, estadísticas, estética, explicación, fotografía, Holanda, inglés, internacional, lenguaje, Multirrealismo, signos virtuales, viajes

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “En Ámsterdam”

  1. Eduardo S Says:

    Que buenas tus historias de los viajes que has realizado. Me entretiene mucho leerlos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s