Poesía II

Esta es una nueva página con una selección de poemas de mi autoría que prosigue la línea expositiva de la primera (Antología de poemas originales escritos por …)la que se irá construyendo paulatinamente ; ahora el tiempo y la experiencia me han indicado que es mejor poner simplemente poemas II y no antología , me he sometido al uso del tópico de la falsa modestia …

ÍNDICE

1.- El culto del dinero
2.- Sólo el mar
3.- Del infortunio y sus causas presuntas
4.- Ciclos de agua
5.- Sociología de bares
6.- Desventura de la favorita
7.- Racionalización
8.- Desilusión
9.- Místico
10.- Mierda Oficial
11.- Canción de Navidad
12.- La utopía del final
13.- Sociedades tardías
14.- Creencia
15.- El rey de los flaites
16.- Orquesta de señoritas

El culto del dinero

No hay deidad más poderosa
ni gratificante , ninguna más bella ,
que esa que viste de plata y oro
y brilla como un cielo de diamantes ;
preciados altares y templos
se abren al culto espléndido
de estos mundanales bienes
y sus virtuosas acumulaciones .
Sean monedas , sean billetes ,
sus dones se extienden
por los mundos materiales
y sobrepujándose a sí mismos
luego devienen ideales ,
porque en el colmo
del deseo y sus tesoros
se vuelven sueños
y apenas son obsesiones ;
muy limitado es su poder
porque en el tiempo y en el espacio
se contiene ese mandato ;
cosas , hay , que ya no alcanza ,
y por más que se junte
y se reuna ; no va más
dice la rueda de la vida ,
y un frío de metal
invade a estos sicarios
de la vieja cofradía
del mercenario becerro
y sus cópulas letales ;
lúbricas alquimias de oro ,
papeles , desenfrenos ,
cálculos y rentas ,
abundan , pululan ,
en esa infernal iglesia
del muy vil dinero
y el desalmado lucro …

Sólo el mar

El agua rodea los ángulos
filosos de los acantilados
y en convulsos túneles
de espumas y agitaciones ,
ingresa , heladas ondas
humboldtianas , a la bahía ;
allí se resuelve
en líneas y perspectivas
de arena , en dunas
y vegetaciones ;
en mínimas caletas
de pescadores ,
en neutras playas ,
en parejas solitarias ,
bañistas , vagabundos ;
en promontorios y roqueríos ,
en algas y neblinas ;
imaginaciones , espejismos ,
quizás indiferencia , tedio ,
delirio ,
nada ;
sólo ese mar
incesante , batiéndose
ante la costa ,
desgastándose
en breves penínsulas
existenciales ,
trasegando por ahí ,
orlado de vientos
y oleajes y sonidos ;
blanco , verde ,
azul , gris ,
nebuloso ,
plateado ,
desteñido ,
ardiente ,
impuro ,
feliz …

Del Infortunio y sus causas presuntas

No menciones a Pirro ,
según dicen , el nombre
de ese desdichado
atrae la mala suerte ,
y ya bastante tenemos
con este infortunio
que arrastramos
desde hace tantos años
y que comba nuestras espaldas
como si cargáramos
pesadas lápidas ajenas
o espurios mármoles ;
dicen que el tirano
finalmente organizó
escuadrones de la muerte
y el terror asola la ciudad
día y noche sin descanso ;
nadie medra por aquí
y aunque muchos luchamos
a riesgo de lo que sea ,
no dejamos de temer las fuerzas
negras del destino
mitológico de esta Grecia
que ya casi ni existe ,
hija de las parcas ,
éstas su futuro van urdiendo
con la maldad de las Arpías
y la furia de las Erinias ;
no menciones
a ese infeliz rey de Epiro ,
no convoques nuevamente
a la desgracia ,
ya bastante tenemos
con este peso de estar vivos ,
aquí , ahora mismo …

Ciclos de agua

Desde fragorosos acantilados
que la bruma envuelve o delimita
como altas perspectivas de agua,
ávidas vegetaciones surgen
y se lanzan por los farallones,
cual turbios sueños o caídas
hacia las plúmbeas arenas
de una playa imaginaria.

Sube un viento oblicuo
desde el mar, y en gotas
la niebla se condensa
sobre los nudos vegetales
y luego cae por los verdes
abismos de los poros
hasta alcanzar el suelo
y las raíces arenáceas.

En estos despeñaderos
la vida es un ciclo eterno
envuelto en la neblina,
las plantas se cimbran
bajo pesos de viento y agua,
acumulan sales, crecen,
y extienden sus ramas
hacia esa vertical
de fisuras y roqueríos .

Desventura de la favorita

Ayer una mujer ingresó
a la dura senda de su infortunio ,
la favorita ha sido repudiada
por el sátrapa ,
tuvo que abandonar
los regios aposentos ,
dejar los palacios ,
alejarse de la corte ;
muchos elogios funcionarios
acompañaron su partida ,
los poetas oficiales
versificaron en su nombre
y calladamente preparan ya
la elegía funeraria ;
nunca la desgracia es muy simple
e intrigas de alguna otra nueva
la podrían llevar al cadalso ,
quizás al austero final
de una inmolación
discretamente asistida …

Ha llegado ,envuelta en la niebla
de la mañana ,
al otoño del balneario ,
oye el chillido de los pájaros
en el frío cielo marino,
ingresa a una antigua residencia
medio abandonada
y se estremece levemente ;
la soledad de los sirvientes
será desde ahora su vida ;
se arrepiente , meditabunda ,
de viejas soberbias y orgullos ,
de displicencias y tropelías ;
recuerda que alguna vez
fue joven y bella ,
de cuerpo flexible y sensual ,
que el verbo brotaba límpido
y florido desde su boca ,
soñó que nunca fue estúpida ,
que no la engañaron ;
dice que así es la vida
y con resignación
inclina cansadamente la cabeza :
ya tuvo que devolver
el oro , las joyas , las propiedades ,
que eran , definitivamente ,
lo único que ella amaba …

Sociología de bares

Considerando la modestia y dificultad
propias de esta etérea disciplina ,
que por creerse ciencia ya ni lo es
y tampoco profesión u oficio ,
sus esforzados cultores ,
los así autodenominados cientistas
sociales , deben , oh , My Lord ,
establecer oficina en los bares
y una suerte de drástica interacción
con alcóholes y símbolos de la precariedad
de todo conocimiento y certeza ;
departiendo activamente
con otros borrachos más auténticos ;
asumiendo esos singulares impulsos
que los llevaron por la abstrusa senda
de una pretensión académica
nunca resuelta ;
bebamos, pues , a la salud de estos
bohemios intelectuales
que viven en el ensueño tristón
de los bares y que pensando y analizando
una y otra vez ,se repiten ,
sospechando la existencia de una
coyuntura gènetica en cada acto
y enseguida arrepintiéndose
de ser como son , de repente ,
sólo ellos mismos ,
o sea nothing , nitchevo o nada …

Racionalización

No quiere saber nada
de aquello que lo aflige ,
si acaso cometió algún error ,
si hubo fallas propias o ajenas ,
sólo pretende estar ahí ,
a solas consigo mismo ,
como en un paréntesis vital ;
de repente , se abren mundos
distintos y brota el paisaje
en múltiples dimensiones
y millares de colores ;
una tarde de lluvia
caminando por las calles
del más simple olvido ,
de aguas que disuelven las penas ,
no hay ya contradicciones ,
simplemente se borran
porque nuevos objetos
ocupan la conciencia ,
se obnubila el sentido de las cosas
nadie sabe quien es , realmente ,
ni lo podría llegar a saber ;
la mente es un equipo
con limitaciones ,
el pensamiento arbitrario ,
engañosas las sensaciones ;
realiza , pues , otra más ,
la última , la postrera
gran racionalización …

Desilusión

De pronto y sin tener idea siquiera
te encuentras inmerso en la más dura
de las desilusiones , y tú , ingenuo ,que pensabas
que ya había pasado el tiempo
de cualquier esperanza para ti,
te sorprendes recorriendo el más tortuoso
de los caminos y en tu flanco más expuesto ,
en el más débil, el indefendible,
se abre paso ese viejo dolor ,
esa tristeza innoble
que acarrea toda inesperada desilusión ;
quizás te digas es la última ,
la postrera,más allá no habrá más ,
porque te has erosionado
en el curso de la vida y dices que no te quedan
ya impulsos básicos , deseos , pulsiones ;
pero en el fondo sabes , ah , desdichado ,
que eso no es verdad y mientras tengas
un hálito de vida estarás expuesto
al estremecimiento de saber
lo que no quisieras , de sentir
una nueva decepción , la mayor
de todas , la de hoy ,
esa irracional y sorpresiva
que de tan artera te aniquila
y exhausto inclinas la cabeza
cierras los ojos y te hundes
poco a poco en la nada absoluta
de tu desilusión ; no llorarás
porque ya las fuentes se secaron
hace tiempo y no hay ríos en tu cara
sino estériles surcos de tiempo ;
pero, claro , será una tarea larga
esa de olvidar y borrar y terminar
y seguir tirando en el día a día
con esa nueva pesada o preciada carga
que , horrorizado , acabas de conseguir …

Místico

Quema , ocasionalmente ,
una vara de incienso ,
hazlo con agrado
y deja que el humo
y su fragancia inunden
de paz las estancias
en que habitas ;
recuerda que a los dioses
sólo les son gratas
aquellas ofrendas
realizadas con la mente pura
y el cuerpo limpio ;
que arreglen , también ,
algunas flores blancas ,
bellas y delicadas ,
que no falte nada ;
piensa , empero ,
que ellos existen
sólo según los objetives
o los pienses …

No vaya a suceder
que mañana ,
intempestivamente ,
descubras que
has arruinado
toda tu vida
por una simple
omisión ,
un detalle ;
mientras afuera ,
como ya es costumbre ,
otro Imperio cae,
grande , pequeño ,
y es como una llama
que se apaga :
un cuerpo oscila ,
fluctúa
y se derrumba ,
no dejes
que te arrastre ,
los dioses , quizás ,
estén contigo …

Mierda Oficial

Si un día caminando
por los feos andurriales
del centro de Santiago
de Chile , te encuentras
con uno que otro montón
de bosta de caballo ,
ya sea algo pasada
o fresquita y humeante ,
no pienses en hipógrifos
ni en satiresas ;
sólo debes saber
que esa fragante materia
la producen caballos policiales ,
por consiguiente
no es cualquier mierda
sino mierda oficial ,
cuidado con mirarla feo ,
insultarla o patearla ,
porque te pueden castigar ,
ya que es mierda oficial ,
propiedad del estado
y patrimonio de la ciudad ;
ahora,claro ,si te nace del corazón
patriótico del país más profundo
la puedes saludar , inclinarte ,
después de todo ,es mierda oficial ;
no es la única mierda que vas a encontrar
por aquí , hay otras peores ,
pero esta es la más concreta
y literal ,la más visible ,
y la más digna , propiedad estatal ,
pura mierda neofacista ,
mierda oficial …

Canción de Navidad

Santiago de Chile ,
25 de diciembre ,
la ciudad es un cadáver
tirado a los pies de los Andes ,
apesta la mañana calurosa
y el centro de la urbe
es un conjunto de montones
de basura ,envases plásticos ,
envoltorios felices
de esta nada existencial
que nos embarga
con su materialismo vulgar .
Sólo ves algún vagabundo
y otro que viene del fin de fiesta ,
una prostituta cansada ,
viejos homosexuales solitarios
y sin esperanza alguna,
uno que otro loco por ahí o allá ,
algún mesías ebrio e impotente ,
una anciana sin hogar , pobre ,
cargando su vida y las penas ,
el equipaje y la miseria
secular de estas tierras ;
me detengo por un momento
y pienso , sí me acuerdo,
que a este día le llaman navidad ,
y bueno , que va , es igual ,
si yo no soy cristiano
y no creo en ni una de estas weás,
me cago en cualquier
presunta deidad …

La utopía del final

Vano sueño que no alcanzó a prosperar ,
magra utopía, desdichada y onerosa ,
realidad facultativa ,
escuálidos animales
de obesas junglas metálicas ;
pasajeras nubes que formaron
fantasmales figuras de vapor y aire
y nunca precipitaron ,
tierras que no han sido fértiles
sino mezquinas ,
ríos que nunca
llegaron al mar ,
lluvias que no regaron suelos ,
soles que nos han agobiado ,
límites que nos comprimieron ,
doctrinas que fueron campos
de concentración y exterminio ,
absurdas costumbres y creencias ,
miserias colectivas ,
penurias individuales ,
la vida como una ilusión ,
rastreras trampas de la razón ;
páramos del deseo
que no se va a concretar ,
exhaustas flores , ya pasadas ,
cargadas atmósferas ,
mares que se convirtieron
en cloacas planetarias ;
tierras sobrepobladas ,
campos agostados ,
desiertos, enfermedades ;
ciclos que se irán repitiendo
desde el maldito comienzo
hasta el maldito final .

Sociedades tardías

Soy un habitante de comienzos
del siglo XXI , observo las cosas
y alcanzo a pensar
que usamos una nomenclatura
temporal inadecuada ,
esto es como una segunda prehistoria
o un medioevo recargado
con las más sutiles cadenas ;
sedentarios o nómades
los humanos se han reproducido
incansables ;
aquello que no consiguieron unos ,
dicen ,habrán de obtenerlo
sus hijos , las nuevas generaciones ;
cosas, hay , que nadie quiere
observar , a veces pienso
que somos zombies
y nos desplazamos
oyendo hipnóticos tambores
que nos marcan el paso .
Nuestro días ya están contados ,
somos hijos de las sociedades tardías ,
esto sólo es un testimonio
escrito poco antes del advenimiento
del colapso ,de la gran extinción ,
y que lo sepa quien sea ,
no todos quisimos hacer
la vista gorda ;
nos condenan nuestras limitaciones .

Creencia

Giran los dioses
en torno a sus ejes
imaginarios ,
son como nebulosas ,
están aquí o allá ,
sus trayectorias astrales
se cruzan con las nuestras ,
acaso nos visitan ,
capaz que nos observen ;
emiten crípticas señales ,
sólo algunos
dicen conocer el código
y con trazos oblicuos
de hilo de oro
van urdiendo
preciadas alfombras ,
laberínticas figuras
que luego son dogmas ,
doctrinas , organizaciones ;
muchos individuos
elevan sus mentes
hacia los jardines
de la creencia , de flores
pletóricos ,ellos ,
verdaderos paraísos ,
bellos mosaicos
de amor y de bondad …

Los dioses , empero ,
nada saben de nosotros
ni de ellos mismos ,
sólo giran , imaginarios ,
en torno a sus ejes ,
son como nebulosas …

El rey de los flaites

Al rey de los flaites
lo conocí hace unos años ,
era un adelantado
o un emprendedor ,
en realidad ,
porque en aquel tiempo
aún no se inventaba
la dichosa y peyorativa
palabrita esa …
Tenía todos los rasgos
necesarios para serlo
un vestuario y físico ad hoc ,
un lenguaje y repertorio
de actitudes y conductas ,
un sincretismo psicotrópico
con marcada preferencia
alcóholica , vinero al fin ;
habría podido ser un guachaca
pero esa palabra había fenecido ;
era sin duda , el innovador
rey de todos los flaites ,
también monarca de la trilla
y príncipe del chamico ;
no lo he vuelto a ver ,
andará quizás macheteando
por una población periférica
o tirado en alguna cuneta ,
viejo ya , porque el tiempo
no reconoce títulos
ni jerarquías ,
capaz que yazga
en la fosa común
de algún cementerio flaite ,
como suelen ser aquí
los ,así llamados, camposantos …

Orquesta de señoritas

De dónde ,pensarías tú ,
saldrían estas minas
tan simpáticas y , a la vez ,
tan estragadas en el océano
tempestuoso de sus vidas ;
estas hábiles señoritas ,
instrumentistas y bailarinas ,
casi bellas , muy vistosas ,
de mirada ronca
y mechas teñidas ;
cuanto amor
podían dar a los instrumentos
sus sabias manos ;
algunas eran librepensadoras ,
otras muñecas tardías
que brillaban en un cabaret
de la República de Weimar
o en el catálogo rojo
de un hotel perdido
en Buenos Aires ;
su artesanía ha sido su gloria ,
eran como luces itinerantes
en los ávidos ojos
de públicos comprometidos
de antemano ; guiñando un ojo ,
te aceptaban unos tragos
o un cigarrillo transaccional ,
duras y generosas ,
vividoras también ,
iban repartiendo música
y caricias eventuales ,
amores realmente buenos ,
intrascendentes ,turbios ,
colosales , ardientes ,
muy económicos ,
particularmente liberales …

One Comment en “Poesía II”

  1. Rodrigo Says:

    Te felicito esta es poesía contemporánea , siglo XXI en el mejor sentido.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s